lunes, 19 de noviembre de 2012

Un complemento indispensable para los días de sol

Yo sé que os preguntareis que para que os van a hacer falta ahora mismo unas gafas de sol si llevamos una temporada que yo creo que llueve más que en Londres, pues bien lo hago por que creo que en el fondo son un complemento indispensable.
Y unas gafas básicas y que en algún momento yo creo que todos hemos llevado o hemos querido llevar son las Ray Ban, destacar dos modelos que perduran tras los años, el aviador y las wayfarer.
Las gafas aviador las creó la marca en la década de los 30, primero como bien dice su nombre para los pilotos del ejercito pero al final se comercializarón para todo el mundo.




Las wayfarer por su parte llegaron en la década de los 50 , con la llegada del rock y ese espíritu rebelde de James Dean, y claro todo el mundo lo imitó.




Si miraís un poquito vereis que a lo largo de su historia, estas gafas se han convertido en iconos dentro de la moda, ¿porqué? pues beneficiadas sin duda por la industria del cine y del uso que los mayores iconos del momento han hecho de ellas. Así es tal que en los últimos años hemos visto como las wayfarer han vuelto a un primer plano gracias a la peli Crepúsculo.

Pero lo siento por Robert Pattínson, que no crea que fue el primero en llevar estas gafas en una película, un gran icono de la moda y el glamour (y a la que dedicaré una entrada pronto) como es Audrey Hepburn ya las llevó muchos años antes en una película mítica para los cinéfilos: Desayuno con diamantes.